Algunos trucos para evitar el desperdicio de comida

¿Sabías que 1,3 mil millones de toneladas de comida son desperdiciadas cada año? Quizás no sea una cifra muy reveladora si no se está familiarizado con los niveles de producción de alimentos, pero dicho de otra forma, esta comida que termina en la basura bastaría para alimentar a dos mil millones de personas, más del doble de personas que sufren desnutrición en el mundo.

Se trata nada más y nada menos que de un tercio de los alimentos producidos para el consumo humano. La cultura del consumismo desmedido y compulsivo es en gran parte responsable de una situación que no sólo es negativa desde el punto de vista social y económico, sino que además contribuye a la emisión de gases de efecto invernadero y en consecuencia potencia el calentamiento global.

A Pesar de que este año puede que las reuniones familiares en torno a la mesa sean menos numerosas, en toda gran celebración es habitual que acabe sobrando comida. Para que no haya riesgo de que ese exceso acabe en la basura o se estropee, siga estos consejos:

  • Guarde la comida en la nevera cuanto antes, pues si ha estado a temperatura ambiente más de 2 horas no debería meterse de nuevo en el frigorífico.
  • Si guarda el alimento en la nevera, debe hacerlo en un recipiente limpio y hermético. No use el mismo en el que ya estaba.
  • Los platos que tienen salsas pueden estar en el frigorífico durante un máximo de 24 horas. En el caso de carnes, pescados o elaboraciones con huevo, el tiempo máximo de conservación es de 2 días. Y si son platos de pasta, arroz, lentejas o patatas, pueden aguantar hasta 5 días en la nevera.
  • Si opta por congelar algún plato, es mejor que lo almacene en porciones para que así solo tenga que descongelar de nuevo la porción que se vaya a tomar. Y muy importante: cuando vaya a consumirlo, deje que se descongele dentro del frigorífico.

¿Cómo evitar la pérdida y desperdicio de comida en nuestro día a día?

¿Qué podemos hacer nosotros para evitar el desperdicio de comida? La solución empieza por el consumidor final. Con una serie de sencillos gestos se puede luchar contra este gran malgasto de alimentos.

Como ves en esta infografía, vas a encontrar varios sencillos gestos que te ayudarán a no desperdiciar la comida en casa:

  • Planifica un menú semanal
  • Haz una lista de la compra con los productos necesarios
  • Almacena adecuadamente los alimentos
  • Diferencia entre la fecha de caducidad y la de consumo preferente
  • Congela correctamente los alimentos
  • Calcula adecuadamente las cantidades
  • Coloca los alimentos más viejos delante de los nuevos
  • Aprovecha los alimentos para otra comida
Consejos para evitar el desperdicio de alimentos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *